Hoy en día la depilación es una de las grandes prioridades dentro del sector femenino, pero también masculino. Los tiempos han cambiado y ahora tanto el hombre como la mujer se preocupan por lucir una piel depilada. Además, estar eliminar el vello corporal de forma definitiva aporta muchos beneficios al día a día, reduce la sudoración y el olor del sudor; favorece la higiene, y además se asemeja al canon de belleza de la actualidad.

La depilación láser es el tratamiento con más éxito de los últimos tiempos ya que además de los anteriores beneficios, ahorra tiempo y costes a medio-largo plazo, aunque hay que mencionar que es un tratamiento semi-permanente ya que siempre se necesita sesiones de recordatorio y repaso para una eliminación total, porque además, los cambios hormonales también pueden influir en que el vello vuelva a aparecer.

Depilación definitiva: tipos de tratamiento

Una información correcta es necesaria a la hora de elegir el sistema y el tratamiento más adecuado a las características de la piel y del vello. Desde LeCanart recomendamos elegir la depilación láser de diodo, ya que es mucho más efectiva y acarrea menos riesgos para la piel. El Láser Diodo SLD 810 Premium aplica luz monocromática y los fotones van en la misma dirección, viajando en una misma longitud de onda, por lo que el efecto en el folículo piloso es mucho más específico y puntual, consiguiendo temperaturas más altas que la IPL.

Debemos ser conscientes de que la depilación definitiva con láser es efectiva sólo cuando el pelo se encuentra en la fase de crecimiento, de esta forma a la hora de recibir el tratamiento es posible eliminar el 99.9% de los pelos que están en esta etapa, pero el vello que crece en las primeras aplicaciones es el que se encontraba en fase de transición o de descanso, por ello no solo se necesita una, sino varias sesiones de depilación, ya que no todo el vello se encuentra en la misma etapa.

Por otro lado, la luz pulsada IPL aplica pulsos de luz policromática moviéndose en todas las direcciones, capaz de actuar con diferentes longitudes de onda, haciendo más versátil que el láser porque se adapta a las características de cada persona.

La luz pulsada no causa problemas ni molestias, simplemente se siente una ligera onda de calor y un pinchazo muy leve en cada disparo lo que puede causar enrojecimiento en la zona tratada tras la sesión.

Láser de diodo vs luz pulsada, ¿Cuál debo elegir?

En realidad, todo depende del tipo de vello y de tus características de la piel, pero es cierto que el Láser Diodo SLD 810 Premium se adapta a todo tipo de situaciones y puede ser aplicado en todas las etapas del año, además requiere menos sesiones que la luz pulsada y es mucho más efectivo. El láser de Diodo se puede usar en verano cuando la piel esta bronceada y sobre vellos no tan oscuros, en cambio, la luz pulsada no. Además, el Láser Diodo SLD no genera molestia alguna durante la aplicación, mientras que con la luz pulsada se sienten leves pinchazos y sensación de calor con cada disparo.

En resumen, nuestro láser de diodo, es efectivo en casi todo tipo de pieles, pero sobre todo pieles oscuras y bronceadas, de fototipos comprendidos entre el IV y el IV, así como para la eliminación de pelos de calibre grueso y color oscuro, marrón y negro. Además, tiene una mayor capacidad de penetración en la piel, y sobre todo, permite el tratamiento de zonas amplias, convirtiéndose en una técnica adecuada para la depilación masculina.