Ahora que se acerca el verano, sois muchas las que venís a LeCanart con el objetivo de lucir unas piernas perfectas y dar solución a un problema de salud muy frecuente entre las mujeres: la aparición de varices. Hoy en nuestro blog queremos hablaros en profundidad sobre este problema de salud, compartiendo unos cuantos consejos para evitar su aparición.

¿Qué son las varices?

Las varices son el resultado de una insuficiencia venosa crónica, es decir, de un problema circulatorio que causa una acumulación anormal de sangre que tiene como consecuencia la visible dilatación de las venas.

Este problema que se produce principalmente en las piernas, sobre todo las femeninas, tiene un primer estado en el que se empiezan a hacer visibles las conocidas como “arañas”. Estas pequeñas venitas que vemos son realmente capilares sanguíneos que se han roto y que empiezan a demostrar que puedes padecer un problema circulatorio, por lo que para evitar que vaya a más, es imprescindible acudir a tu médico de cabecera.

Posteriormente a la aparición de estas venas de menor tamaño, si no se realiza nada para solventar el problema, aparecerán las ya mencionadas varices, que son sinónimo de un problema circulatorio de carácter profundo. En caso de que estas varices aumenten su tamaño, se considerará que la persona tiene un problema grave que hará necesaria su operación.

¿Por qué aparecen las varices?

Actualmente se desconocen las causas concretas de la aparición de varices, sin embargo, los principales problemas que afectan al sistema circulatorio y que pueden provocar la aparición de varices son:

  • Problemas en el funcionamiento de las válvulas del sistema circulatorio que regulan el correcto flujo sanguíneo: el fallo en estas válvulas ocasionará que la sangre no circule de forma correcta hacia el corazón y se vaya acumulando en las venas, provocando su dilatación y la aparición de varices. Si existen problemas en las paredes de las venas, también se puede producir este problema.
  • Tromboflebitis:  este tipo de enfermedad también puede provocar la aparición de varices, ya que aparecen trombos o coágulos que dificultan la correcta circulación sanguínea.
  • Problemas en el tránsito sanguíneo entre arterias y venas: si la circulación sanguínea entre arterias y venas no es correcta, se producirán problemas en el retorno sanguíneo al corazón, pudiéndose hinchar las venas y apareciendo así las varices.

Aunque estas son las principales enfermedades que pueden provocar la aparición de varices, también hay algunas circunstancias que incrementan las posibilidades de padecer enfermedades. Entre ellas, destacan las razones hereditarias, el embarazo, el sobrepeso o pasar muchas horas de pie.

¿Cómo prevenir la aparición de varices?

Actualmente no existe un método para la prevención de varices que funcione en todos los caso, sin embargo, hay algunos consejos saludables que podemos darte para evitar que seas propenso a padecerlas. ¡Toma nota!

  1. Hidroterapia: cuando te duches, alterna el agua caliente con el agua fría, pues este contraste de temperaturas no solo produce alivio ante molestias, sino que proporciona elasticidad a las venas favoreciendo la circulación sanguínea. Además, dos pequeños consejos: las duchas a primera y última hora son las mejores para prevenir la aparición de varices y recuerda siempre terminar con agua fría para favorecer mucho más la circulación.
  2. Emplea medias de comprensión: sabemos que el uso de medias en verano puede ser difícil por el calor, pero tanto si pasas largas horas de pie como sentado, tienes más posibilidades de padecer varices, por lo que te recomendamos que las emplees. Estas medias generan más tensión en la parte del tobillo y menos en la zona de los muslos, lo que favorece la circulación sanguínea, incluso en verano, en los momentos que el calor dilata la vena y pueden aparecer varices.
  3. Mantén las piernas elevadas al dormir: este pequeño truco, favorecerá tu circulación sanguínea toda la noche, evitando la acumulación sanguínea. Si durante tu jornada laboral puedes mantenerlas también en alto, sería muy favorable para tu salud, y en caso contrario es importante que no tengas las piernas cruzadas, pues este típico gesto impide la circulación correcta de la sangre.
  4. Automasajes: después de una larga jornada laboral, te recomendamos que te utilices una parte de tu tiempo libre para darte automasajes que te ayuden a descansar las piernas y favorezca la circulación. Te recomendamos que empieces desde los tobillos y vayas subiendo, poniendo más énfasis en la zona del muslo. Además, si empleas aceites o cremas de efecto frío, el efecto será mucho mayor.

En LeCanart esperamos que estos sencillos consejos te ayuden a evitar la aparición de varices y te queremos recordar que en nuestra página web puedes encontrar tratamientos corporales y faciales para el cuidado global de tu salud. ¡Te esperamos!